A mis ojos, ceguera. A mi memoria olvido

Retrato marzo 2019 WEB

No hay respuestas, no hay sueños. Sólo ecos de copas de carmín astilladas, me devuelven la música olvidada de la canción que quiebra mi reposo.

Todo es silencio en este sueño mudo. Estatua de nadie convertida en encorvada sombra de un árbol derribado.

Hiere mi ardiente boca que blasfema, ante esta vida monstruosa varada frente al fuego dónde ardió el inventario de todo lo imposible. Dónde, tal vez, se acabe el pacto con el silencio y mi ceguera.

Fugaz y rauda pasó la hora de mi lejana vida. Y fue desenfrenada para brillar en todos derramada, y alejarse después en éste triste y amargo cautiverio, hoy carne masacrada, llorosa podredumbre, errando vacilante, anhelando el beso piadoso de la muerte.

Siento mi lejanía en la garganta como el agua que falta en el desierto. Busco mi libertad entre la yerba, miro mi esclavitud en las estrellas. Tengo mi soledad, y el convencimiento de no ser nada ya, y presentir sin fin, mi sufrimiento.

Espectro horrible hecho con el insomnio y el íntimo temblor de cada instante, miro la noche, con la ira amotinada y el rayo que no cesa, buscando una señal de auxilio en la tormenta.

Viviendo con mi pecho al descubierto y bajo el presagio poseído, de no ser yo, hoy percibo que vivo extraño a todo, y en todo y para mí, estoy muerto. Y nadie llorará después de un largo tiempo, vestido con mi duelo.

…y esta inmunda parodia que afrenta en los espejos… si de vergüenza algo me quedase todavía, de hinojos ante el que un día fui, rogando su perdón, me clavaría las uñas en los ojos.

Llueve, llueve… todo es niebla, humedad. La luz se olvida. La noche afila su corazón de daga. Y hay ángeles ciegos caídos en el lodo que yacen entre piedras brindando con la muerte, mirándole a los ojos con fiereza.

Ahora camino solitario por las oscuras calles de los pinos. Y presiento que mis años pasados, carceleros sin tregua eternamente bellos, me vigilan…

~ por miquelfuster en marzo 5, 2019.

Una respuesta to “A mis ojos, ceguera. A mi memoria olvido”

  1. Leer las publicaciones del blog de Miguel, es siempre un momento en el que no es posible la indiferencia. Son tan reales los terribles sentimientos que un ser humano experimenta en la calle, que cuando los lees en primera persona por alguien que los ha vivido, se despierta la conciencia, y haríamos lo que fuera, porque no existiera nadie sin un.lugar al que retirarse cuando llega la noche.
    Gracias, como siempre, por hacernos valorar cosas que damos por hechas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: